Roger Patron Lujan
Roger Patron Lujan
Los altibajos de la economía mexi­cana que ocurrieron entre los años de 1950 a 1963, no afectaron a Adhesivos Resistol, la cual seguía su crecimiento y diversificación. Ingresó al mercado del triplay con resinas de urea formaldehído y pronto llegó a abarcar el 50% del mercado, compitiendo con compañías norteamericanas.

Roger, desde el área comercial, era el portavoz de las necesidades e inquietudes que generaban sus clientes, y Adolfo se caracterizaba por mantener una investigación constante y abierta a los desafíos del mercado. Así, lograron desa­rrollar los primeros pegamentos hechos a base de acetato de po­livinilo, siguiendo las políticas im­plantadas por el gobierno de sus­tituir importaciones para fomentar la industrialización.

Sorteando muchos obstáculos tecnológicos, finalmente nació el Resistol 850. El mercado de adhesivos cambió radicalmente y la empresa alcanzó un crecimiento asombroso. Poste­riormente, la empresa desarrolló otro de sus famosos adhesivos, el Resistol 5000, que resolvió múltiples problemas de adherencia en productos de carpintería, calzado y otras industrias.